Hola, soy George Clooney, tu marido

Imagínate que te despiertas una mañana con resaca. Te duele un montón la cabeza y no recuerdas nada de la noche anterior. A tu alrededor está todo desordenado, un enorme pedrusco corona tu dedo anular y sobre la mesa un montón de polaroids te confirman lo que puede que ya estés sospechando: ¡te has casado! Tu presunto marido, en las fotos, lleva una ridícula máscara de caballo. Lo cierto es que tu cara es de extrema felicidad, en las fotos quiero decir, pero como sigues sin acordarte de nada y la cosa pinta realmente mal, alucinas y mucho cuando se abre la puerta y aparece George Clooney hablándote como a su esposa, mujer, compañera… llámalo como quieras. Para acabar de rematarlo, te enseña en el portátil la imagen de la casa que ha pensado adquirir para compartir contigo durante el resto de tu vida y resulta ser una especie de mansión…

Una suerte ¿no? Porque, te podrá gustar o no el Sr. Clooney pero nadie podrá negar que sería como hacer realidad uno de esos clásicos de Disney para niñas.

Eso es lo que sucedía en la primer spot de la campaña de DNB. En el segundo, el supermarido y la mujer afortunada, se van de luna de miel a Bora Bora. Lo que sucede allí, podemos verlo en el tercer y cuarto spot de la campaña.

“Algunas personas tienen suerte en la vida. Para el resto de nosotros, lo más inteligente es ahorrar.”

En la campaña del banco noruego DNB se utilizan distintos recursos que bien utilizados acostumbran a dar buenos resultados:

– La exageración: En este caso mostrándonos lo que NO es probable que nos ocurra. El objetivo es hacernos actuar de forma sensata, manteniendo los pies en el suelo y actuando de manera meditada. Total, persuadirnos para que confiemos nuestro dinero a DNB.

– El humor: no hace falta decir que las emociones juegan un papel primordial en la vida de cualquiera. Las agradables son las mejor bienvenidas y las sonrisas o risas sus representaciones más “gráficas”. Además, cuando algo nos hace gracia es más fácil que lo recordemos.

Los tópicos: Una mujer más bien normalita consigue cazar a un soltero de oro, guapo, rico y famoso. Eso no es suerte, es un cuento de hadas, que utiliza uno de los tópicos más positivos: “no hay nada imposible“. Aunque también podíamos pensar en la frase “la esperanza es lo último que se pierde“.

– Los famosos: fórmula que puede reportar provechosos resultados pero que es arriesgada. Muchas veces, acabamos recordando al famoso y no a la marca o el producto.

Los spots se han reproducido en más de 10.500 ocasiones en los primeros 3 días en YouTube y, como ocurre muchas veces en campañas resultonas, se han parodiado en diversas ocasiones. Os dejo este ejemplo. Va, también este.

Ya se sabe, “unos nacen con estrella y otros nacen estrellados”.

¡Buena suerte!

2 comentarios en “Hola, soy George Clooney, tu marido

    • Cuando me ha llegado al correo un mensaje que me avisaba de que tenía un comentario y he leído en el asunto “Hola, soy George Clooney, tu marido”, por medio segundo yo también he alucinado😉

      ¡Gracias, Eli!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s