Un Oikos no se comparte

Los spots de yogures no acostumbran a engancharme. Más bien, me aburren. Siempre lo mismo: chicos y chicas con cuerpos espectaculares o personajes famosos contándonos las excelencias del producto, sus beneficios para nuestro organismo, recomendándonos su consumo diario o informándonos de la existencia de una nueva sustancia con nombre extraño que es lo último en nutrición…

Pero Oikos me ha sorprendido:

El actor John Stamos, conocido en España por su papel de tío Jeese en la serie Padres forzosos, protagoniza el spot de yogur griego de Oikos (Danone y Stonyfield) junto a la también actriz Jessica Blackmore (“The Sacred“, “Mina”) . La pieza se titula “The Tease” (“el bromista”).

En un primer momento, me ha chocado. Que la mujer consiga su yogur gracias a un cabezazo me ha hecho abrir bien los ojos. En un momento posterior, me ha originado una sonrisa y varios momentos más tarde, me he puesto a pensar.

El uso del humor y la exageración, convierten a la pieza en una de aquellas que no se olvidan fácilmente. Y eso está muy bien. Sin embargo, nos topamos con la violencia.

La polémica

Personalmente, el spot ni me molesta ni me parece inapropiado. Me lo tomo como lo que es, nada más. Sin embargo, he podido leer algunos comentarios en Internet contrarios al anuncio. Comentarios que opinan que la violencia no hace gracia.

Otros, se preguntan qué hubiese pasado si el que da el cabezazo es el hombre. Parece obvio pensar que la lectura no sería la misma (imagino que los resultados tampoco). Está claro que un cabezazo es un golpe de los fuertes y tiene que doler pero ¿debemos ser tan estrictos con las creatividades?

Otros pensaran: “¿Y si mi hija quiere hacer como en el anuncio de la tele y le pega un cabezazo a su hermano para arrebatarle su yogur?” Y sí, claro, es posible, pero os aseguro que en muchos dibujos animados, pueden verse cosas peores (sin ir más lejos en Tom y Jerry, por ejemplo).

Danone pretende ganar terreno en la carrera por alcanzar al consumidor de yogur griego en EEUU, dominada desde hace unos años por Chobani. En Facebook la marca Oikos le gusta a 383.107 personas mientras que a 459.060 les gusta Chobani.

El spot, que se emitió durante el tercer cuarto de la final de la Super Bowl XLVI, el pasado 5 de febrero, ha quedado en la 9ª posición de la lista de Usa Today, que este año, por primera vez, han votado los consumidores. La votación empezaba después de la emisión del spot en la Super Bowl y terminaba el martes a las 6 p.m.

El vídeo se ha reproducido en prácticamente 3,3 millones de ocasiones en el canal de la marca en Youtube (donde se pueden ver otros amenos vídeos) en 12 días. Ha gustado al 83% de las personas que allí lo han votado.

¿Qué reacción ha provocado en vosotros?

5 comentarios en “Un Oikos no se comparte

  1. Pues a mi no me ha gustado. Pienso que la idea es poco original, y además, está mal realizado, el trozo del cabezazo es chunguísimo. Lo único que me ha molado es el epílogo, cuando “Jeese” intenta levantarse y ella le hace un amago de otro cabezazo.

    Me gusta que te preguntes que abría pasado si hubiera sido él, el agresivo. Desde mi punto de vista, se entiende que es una coña, claro que, lo más seguro, es que lo hubieran tenido que censurar o retirar por completo.

    Ahora estaría bien que saliera otro anuncio que fuera la contionuación, y, qjuien sabe, en el momento en que ella da el cabezazo, él tubiera puesto un casco de fútbol americano (haciendo referencia a su estreno en la Super Bowl), lo que haría que el chichón se lo llevara ella, però él, no pudiera acabarse el yogurt, debido a que el casco no le deja comer. Juas! estaría bien.

    • jajajja…¡sí! Mientras te leía, he imaginado el spot en mi cabeza, con todos los detalles que comentas y… ¡ me gustaría verlo! Como castigo a sus violentas y egoístas reacciones, el yogur no sería para nadie…

      Gracias por tu comentario😉

  2. Pues a mi no me ha gustado. Pienso que la idea es poco original, y además, está mal realizado, el trozo del cabezazo es chunguísimo. Lo único que me ha molado es el epílogo, cuando “Jeese” intenta levantarse y ella le hace un amago de otro cabezazo.

    Me gusta que te preguntes que abría pasado si hubiera sido él, el agresivo. Desde mi punto de vista, se entiende que es una coña, claro que, lo más seguro, es que lo hubieran tenido que censurar o retirar por completo.

    Ahora estaría bien que saliera otro anuncio que fuera la contionuación, y, qjuien sabe, en el momento en que ella da el cabezazo, él tubiera puesto un casco de fútbol americano (haciendo referencia a su estreno en la Super Bowl), lo que haría que el chichón se lo llevara ella, però él, no pudiera acabarse el yogurt, debido a que el casco no le deja comer. Juas! estaría bien.

  3. Pues a mí sí me ha parecido original, de hecho, me parece que los creativos han intentado (y han conseguido) crear un anuncio particularmente llamativo porque lo que interesa es que el anuncio “se vea”. Todavía creo que no se ha consolidado la idea de que el yogur griego de Danone ahora se llama Oikos, por eso no intenresa tanto uno de esos anuncios casi invisibles en los que basta deslizar la marca asociada a una serie de valores (el típico anuncio de colonia en el que no se sabe de qué va eso, pero cada milímetro de cada plano emana “glamour” de ese)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s