Dicen que La Noria deja de girar (en prime time)

Hay un antes y un después de la polémica suscitada por la entrevista a Rosalía García, madre de “El Cuco” en La Noria, por lo menos para Telecinco y Mediaset.

Todos conocemos el lío que se formó después del pasado 29 de octubre. Las marcas vetaron al programa y lo abandonaron a un ritmo trepidante. A partir de ahí, la madeja se fue liando cada vez más. Jordi González dejó Twitter (no sin antes opinar en la red) y en Telecinco se ofertaron verdaderas gangas en cuanto a tarifas publicitarias. Algunos anunciantes que, de otra forma no hubiesen podido acceder al medio y, menos aún, a emisiones en prime time, aprovecharon su oportunidad. Así, pudimos conocer a Los Chicanos del Sur, Fundación Tierra de Hombres, Móvil por Euros, Masmusculo, GolOcio.com o a Melones Bollo (de lo mejorcillo).

Cuando veías la publicidad de La Noria, tenías la sensación de haberte saltado horas en el reloj y numeritos en el mando a distancia. Parecía que te habías trasladado a la emisión de madrugada de un canal local o a la publicidad de cine de hace unos cuantos años.

Después Mediaset eliminó un par de programas de Telecinco (“Resistiré, ¿vale?” y “Enemigos Íntimos”), dió voz a Eva Casanueva (madre de Marta del Castillo) en un programa especial y Paolo Vasile (consejero delegado de Mediaset) pidió perdón públicamente a los anunciantes.

Lo último en su particular estrategia de lavado de cara es la campaña “Mediaset con las marcas”. Empezó antes de finalizar 2011 y parece ser que va a alargarse durante este recién estrenado 2012. Mediaset ya había utilizado este argumento en 2009, apoyando a las marcas frente a las de distribución (marcas blancas). Ahora el objetivo es convencer a los anunciantes para que vuelvan a creer en la cadena.

Yo me pregunto ¿realmente era esta la mejor opción para Mediaset?. ¿Era el momento de emitir este tipo de campaña? Porque mi sensación, desde el sofá de casa, es que Mediaset está desesperada y tiene demasiada prisa. Además, no me creo para nada, que esté con las marcas, más bien entiendo que está con su dinero.

Se utilizan las caras más populares de la cadena e incluso las relacionadas con la seriedad y el rigor, para intentar persuadir, de nuevo, a los anunciantes pero ¿se consigue?. Porque, por poner un ejemplo, el último spot del año en Telecinco fue el de complementos juveniles CIFE, con la campaña “Color Me Mine”. La marca, se merece como cualquier otra esa posición, es obvio, pero yo reconozco que, al enterarme, me quedé con la boca abierta. Me esperaba otro tipo de anunciante, uno más conocido y en consecuencia, con más poder adquisitivo.

Ahora me entero que La Noria dejará de emitirse en prime time. Su hueco lo ocupará, a partir del 14 de enero, un  nuevo programa “El gran debate”. Debate político, presentado por Jordi González y con la participación de algunos de los tertulianos habituales de La Noria (Pilar Rahola, Mª Antonia Iglesias o Isabel Durán). Osea, que es La Noria pero con otro título.

¿El lavado de imagen no debería ser algo más radical?. Como mínimo algo más arriesgado y contundente. Tal y como yo lo veo, puede incluso parecer una burla a anunciantes y, sobre todo, a espectadores y consumidores. La estrategia, reciclada por un lado y mal difrazada por otro, resulta poco creíble (veremos con el tiempo si resulta eficaz).

¿Vosotros cómo lo veis? ¿Os convence el lavado de cara de Mediaset?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s