Cacaolat, un deseo hecho realidad

Situémonos: Un bar del Born (Barcelona), la noche de fin de año (esta última), se está haciendo de día y ya está todo recogido. La chica del bar (la modelo Lena Solà) habla con su pareja (@rogercoma) antes de cerrar. Al final de la conversación le sirve un batido de chocolate ¿Adivináis cuál? Claro, Cacaolat.

Para los que me leéis y no entendéis el catalán, que sé que sois unos cuantos, os transcribo, traducido, el diálogo de la pareja protagonista.

Roger: “Es que estas noches, acabas pidiendo muchas cosas pero al final… nada.”

Lena: “Esta noche, miles de personas de todo el mundo, han pensado sus deseos para el año que viene. Y, en estos últimos días, mucha gente seguro que habéis coincidido en uno de estos deseos.”

R: “¿Ah sí?”

L: “Aha… Seguro que no es uno de los más importantes pero ¿sabes qué Roger?

R: “¿Qué?”

L: “Que este deseo se acabará cumpliendo. Cierra los ojos” (susurrando).

Es entonces cuando se oye el sonido de la máquina calentando el Cacaolat. Un sonido inconfundible, acogedor. Su típica botella de cristal vuelve a aparecer en la barra del bar.

El slogan reza “Desde siempre y para siempre”. Me emociono.

No es de extrañar si se sabe que peligró su continuidad en Catalunya. El batido de cacao por excelencia (mucho más que una marca para los catalanes), podía desaparecer después del hundimiento de Nueva Rumasa. Ahora que ha pasado a manos de Cervezas Damm y Cobega (distribuidora oficial de Coca Cola) parece que el peligro ha quedado atrás.

Durante este período de incertidumbre, muchos han sido los consumidores que se han acercado a la marca para hacerle saber que están con ella. Que quieren a Cacaolat, como producto, como marca y como símbolo. En Twitter, por ejemplo, los hashtags #salvemelcacaolat y #cacaolat fueron trending topic (TT). El segundo incluso a nivel mundial.

Pepi, carne y hueso

Así, el primer spot del año en TV3 (Televisió de Catalunya) fue el de Cacaolat. Y la conversación de los protagonistas del spot, un guiño a varias generaciones de fieles consumidores. Se ha cumplido el deseo de muchas personas. Cacaolat perdura, Cacaolat se queda.

Cacaolat me ha acompañado durante toda la vida. A mí, a mis padres y a mis abuelos. Porque es marca desde 1931 y eso no lo pueden decir todoel mundo. Fue el primer batido industrial de leche y cacao del mundo. En Catalunya, decir Cacaolat es sinónimo de decir batido de chocolate (como decir “celo” es decir cinta adhesiva, para que me entendáis).

Más de un 90% de cuota de mercado en Catalunya certifica su relevancia. 1.400 fans en Facebook, como empresa y casi 73.000 como producto. En su recién estrenada cuenta de twitter (se inauguró el 28 de diciembre) ya se superan los 900 seguidores y el vídeo del spot, se ha reproducido en más de 36.000 ocasiones en tan solo 3 días en el canal de la marca en Youtube.

El Cacaolat de siempre sigue vivo, en nuevas manos.

¿Os apetece uno? ¿Frío o caliente?

Salut!

4 comentarios en “Cacaolat, un deseo hecho realidad

  1. Me ancanta cacaolaaaaat!!!! Cuando vi el anunció me hizo ilusión, porque yo era de esas agoreras que decía “hay que comprar todod el cacaolat que podamos en los supers porque se va existinguir, TRAGEDIAAAA” jaja,

    Muy acertado el tema Eva!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s